Denuncian una “plaga de ratas” en el municipio madrileño de Boadilla del Monte

Según una denuncia de la oposición en el Consistorio.

Fuentes municipales lo niegan, aunque admiten un “repunte” de quejas.

El Grupo Municipal de Alternativa por Boadilla ha denunciado una “plaga de ratas” en distintas zonas de Boadilla del Monte, lo que ha provocado que los vecinos de las calles afectadas estén “todo el verano” con sus “casas cerradas ante el temor de que entren las ratas” en las viviendas. Según la formación política, en la oposición municipal, las ratas se han detectado en el casco histórico de la localidad y en la zona del residencial Las Eras, por lo que este lunes requirieron al alcalde, Antonio González Terol, para que “a la mayor brevedad” adopte “cuantas medidas sean necesarias” para “paliar la plaga de ratas”. El portavoz de APB, Ángel Galindo, asegura que entre las calles afectadas por el foco se encuentran entre otras, las de Santillana del Mar, Albarracín, Ronda y Morella (del Residencial Las Eras) y las calles Mártires y Pedro González (del Casco Histórico). “Son numerosos los vecinos que se han puesto en contacto con nosotros alarmados por la situación, nos han mostrado fotos y nos dicen que tienen cerradas sus casas desde agosto para evitar que les entren las ratas”, ha indicado el concejal. Finalmente, la formación política subraya que espera que “se ponga remedio inmediato” a este “problema de salud pública” para que los “miles de turistas” que puedan visitar el municipio “sean recibidos como merecen y no por roedores”. “Los requerimientos se han efectuado al Alcalde, al Concejal de Servicios a la Cuidad y a la Concejalía de Sanidad”, concluye Galindo. El Ayuntamiento lo niega Al respecto, fuentes municipales han señalado a Europa Press que “no hay ninguna plaga”, aunque “es cierto que ha habido un repunte” de avisos en la zona del Zoco por presencia de roedores. Así, han indicado que desde enero hasta ahora “solo ha habido 91 avisos” de presencia de roedores en todo el municipio, de los que 14 se han registrado en la zona del Zoco de Boadilla. “El año pasado hubo 100 avisos en el mismo periodo de tiempo, y 11 de ellos en el Zoco”, han añadido. . “No hay ninguna plaga, y se trata de un problema sobre todo superficial, esto es, que no afecta al alcantarillado. Eso plantea un problema, y es que en vía pública no se puede poner raticida, porque puede hacer daño a niños, animales domésticos…y se recomienda a los privados y comunidades privadas, que sí pueden controlar el raticida”, han señalado. Estas fuentes han añadido que una de las razones que pueden explicar la situación son las obras de renovación del casco, que han podido “remover algunas tierras”, pero que “las causas pueden ser variadas”, aunque “esto es lo único diferente que está sucediendo en la zona con respecto a estos años”.

Fuente.