PLAGAS

Hormigas

Hormigas

En ALESZA Sanidad Ambiental, ofrecemos servicios de control de plagas de hormigas en la Comunidad de Madrid, estamos comprometidos con la salud pública y el medioambiente

Las hormigas desempeñan múltiples papeles ecológicos que son beneficios para el ser humano, como la eliminación de plagas y la aireación. Además, contribuyen a la fertilización del suelo, favorecen la dispersión de las semillas y van a ayudar a la polinización de las plantas. No obstante, pueden convertirse en una plaga en su hogar que, si bien no suelen resultar demasiado peligrosas para la salud, si que pueden ocasionar molestias.

Las hormigas suponen un especial problema sanitario en lugares donde se manipulan o almacenan alimentos; cocinas, restaurantes, almacenes, empresas de envasado y conservas, etc.

Por este motivo es necesario dejar en manos de expertos el Control de plagas Urbanas. En ALESZA Sanidad Ambiental le aseguramos la exterminación total de la plaga, aportando a todos nuestros clientes garantías, profesionalidad y a su vez con esto seguridad de nuestro trabajo.

CONTACTAR
HORMIGA NEGRA (Lasius Niger):

Las hormigas negras, son las típicas hormigas del jardín. Es una hormiga de la subfamilia Formicinae, del género Lasius. Su apariencia no es igual en las obreras y la reina. Las obreras son de 4 a 5 mm de longitud y la reina es de unos 15mm de longitud. Son de color marrón oscuro o negro, no presentan agujón y tienen pedículo (pequeño segmento en el punto de la cintura). La reina es monogínica, esto quiere decir que hay una reina por hormiguero.

Las hormigas reinas, hibernan en la tierra. El apareamiento entre la hormiga reina y los machos, tiene lugar a medidos o finales de verano, después del apareamiento, los machos van a morir. Las hormigas reinas ponen los huevos a finales de la primavera y las larvas se incuban de tres a cuatro semanas más tardes. Las larvas se van a alimentar de las secreciones salivares de las reinas hasta que aparecen las primeras obreras. Las funciones de las hormigas obreras es el cuidado de las larvas, la búsqueda de la comida y la construcción de los hormigueros.

Las obreras en la búsqueda del alimento siguen unas rutas hacia las fuentes de alimentos, tienen preferencia por las sustancias dulces y proteicas.

HORMIGA FARAÓN (Monomorium pharaonis)

Las hormigas faraón, se encuentran sobre todo en locales comerciales relacionados con alimentación. Son una especie invasora originaria de zonas tropicales de Asia. Es una hormiga de la subfamilia Myrmicinae, del género Monomorium. Al igual que en las anteriores, su apariencia no es igual en las obreras y las reinas. Las obreras miden unos 2mm y son de color claro amarillento, marrón hasta café rojizo y las antenas poseen doce segmentos. No poseen en el tórax espinas. Las reinas miden de 3 a 4 mm y son de color más oscuro y pueden llegar a tener alas. Las antenas son rectas y no poseen codos.

A diferencia de las hormigas negras, las hormigas faraón tienen más de una reina por hormiguero. Estos hormigueros se pueden crear en cualquier época del año. La forma que tienen de expandirse a otras zonas es creando sub-hormigueros. En este caso, tampoco existe un periodo óptimo de apareamiento, se realiza durante todo el año en el interior del nido.

Es muy complicado encontrar los nidos, puesto que las hormigas, se alejan mucho de ellos, lo que hacen generalmente es seguir rutas establecidas y marcadas por feromonas. Su alimentación fundamental es sustancias proteicas, grasas, gelatinas, pasteles, insectos muertos, etc.

Las hormigas no tienen atribuida ningún tipo de transmisión de gérmenes causantes de enfermedades, lo único que pueden transmitir son bacterias que van a ser las causantes de diarreas infecciosas hasta infecciones urinarias. Esto es debido a que las hormigas no hacen distinción de lugares a la hora de buscar comida, pueden ir por baños, almacenes, cocinas, vertederos… y adherir las bacterias a sus patas y así transmitirlas de un lugar a otro y provocar enfermedades.

Problemas que ocasionan las hormigas a tener en cuenta
Una característica que tiene la especie es que es uno de los pocos insectos sociales, es decir, el bien común es prioritario al bien individual. Una hormiga sacrifica su vida en defensa de las crías, un instinto que no tienen otros insectos.

Por otra parte otro problema que presenta una plaga de hormiga es que tienen gran poder de comunicación entre sí constantemente, o mejor dicho siempre se están comunicando. Se comunican químicamente entre ellas para alertar, por ejemplo, cuando hay situaciones de peligro. Ése es el principal obstáculo a la hora de erradicarlas. Por este motivo es necesario acudir inmediatamente a un especialista, para evaluar que método es el más recomendable aplicar en cada caso. La prevención o método que se realice está asociada a ese poder comunicacional que tienen y que imposibilita su eliminación, una vez que se han instalado.

Por otra parte al ser un insecto diminuto pueden entrar fácilmente en las viviendas ya sea por hendiduras, paredes, conductos elaborados por ellas mismas etc… Normalmente la presencia de las hormigas en los hogares se debe a la facilidad de encontrar alimento que presenta las viviendas para ellas.

Si una hormiga encuentra un almacén de alimento esta comunica por medio de un rastro de aroma a las otras hormigas del alimento encontrado e inmediatamente las hormigas alertadas actúan para hacerse de dicho alimento.

Otro problema que podríamos tomar en cuenta es la facilidad que tienen de adaptación y de colonizar ciertos sectores de la vivienda, pudiendo ser desde troncos, paredes, césped, suelos, etc… y pudiendo llegar a tener una colonia de 300.000 a 500.000 hormigas. Las hormigas tienen un ciclo de vida de 7 años en el caso de las obreras y 15 años la reina.

Recomendación para controlar las hormigas
Desde ALESZA Sanidad Ambiental, le damos una serie de recomendaciones para evitar una nueva reinfestación de hormigas en sus instalaciones:

Eliminar cualquier punto de agua, donde ellas puedan abastecerse, como un grifo que gotea.
Mantener los suelos, fregaderos o encimeras lo más limpios posibles.
Evitar las posibles fuentes de alimento. Evite dejar los alimentos sin proteger y en zonas accesibles para las hormigas.
Mantener en recipientes herméticamente cerrados el café, te y cualquier tipo de harina que tenga en sus instalaciones.
Limpiar de manera regular los estantes donde tiene guardada la comida, sobre todo si se derrama algún producto.
Mantener la comida de sus mascotas si tienen, adecuadamente almacenada y no dejar el comedero en zonas accesibles para las hormigas.
Hermetizar las puertas y ventanas. Para ello puede colocar en las ventanas unas mosquiteras y en las puertas colocar burletes.
Mantener lo residuos en cubos de basura, tapados y mantenerlos siempre limpios.